Ermitaño Golirrayado

Ermitaño Golirrayado

Ermitaño Golirrayado

Phaethornis striigularis

Ermitaño golirrayado, ermitaño enano o ermitaño gorjiestriado son algunos de los nombres aplicados a esta especie de colibrí. Es un miembro de los colibríes coloquialmente conocidos como “ermitaños”, los cuales forman parte de la Subfamilia Phaetornithinae.

Orden: Apodiformes
Familia: Trochilidae
Subfamilia: Phaethornithinae
Género: Phaetornis

Descripción

Un adulto mide alrededor de 9 a 10 centímetros de longitud, y su peso oscila en torno a los 2 o 3 gramos. La mayor parte del plumaje presenta un color marrón, pero las alas y la cola son más oscuras. El rostro está surcado con unas bandas oscuras que arriba y abajo se acompañan con parches blancos. La cabeza y el dorso suelen mostrarse con un tono verdoso, y el pico, corto y ligeramente curvado hacia abajo, es negro.

Principal distintivo: su rostro está surcado con unas bandas oscuras acompañadas de parches blancos.

Distribución y hábitat

Con un amplio rango de distribución, Phaethornis striigularis está presente en el sur de México, Guatemala, Belice, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Colombia, Venezuela, Panamá y Ecuador. Le gusta vivir en varios tipos de hábitats boscosos: bosques de galería, sabanas arboladas, bosques tropicales de tierras bajas, bosques montañosos y en general, todo tipo de bosque disponible en su zona de distribución. Aunque prefiere los sitios de clima húmedo, tolera las zonas de hoja caduca.

Se ha adaptado muy bien a entornos modificados por el hombre, en consecuencia, hoy es posible encontrársele en bosques secundarios, plantaciones de café, matorrales, jardines, parques, setos floreados, etcétera.

Ermitaño Golirrayado (Phaethornis striigularis) / Autor de la imagen: Jerry Oldenettel de Socorro, EUA.

Ermitaño Golirrayado (Phaethornis striigularis) / Autor de la imagen: Jerry Oldenettel de Socorro, EUA.

Alimentación

Se alimenta del néctar de flores de corola mediana o pequeña.

Como todo colibrí, se alimenta del néctar de flores de corola mediana o pequeña. No es raro que se adentre en los terrenos de los entornos domésticos, en donde busca comer del dulce líquido de las plantas de ornato. En Costa Rica y Panamá se le ha visto comer de los géneros Scutellaria y Pavonia, cuyas flores son vistosas. El néctar de Justicia brandegeeana es otro de sus favoritos. Si las flores son muy grandes y su pico no es suficiente para llegar a su alimento, entonces debe perforar la base. Complementa su dieta con pequeños artrópodos o insectos.

Por lo general, busca néctar en las plantas bajas y solo en raras ocasiones sube hasta el nivel del dosel arbóreo.

Comportamiento

El colibrí golirrayado es un ave solitaria, rasgo de comportamiento que comparte con muchas especies más de colibríes. Los machos únicamente se relacionan con otros durante la temporada de reproducción, ya sea para emitir cantos junto con otros machos o para aparearse. A su vez, las hembras interactúan con el sexo opuesto durante el cortejo, el apareamiento y el cuidado de sus crías.

No es una especie migratoria, pero puede desplazarse de forma local, es decir, sin salir de un país o una región grande.

Reproducción

Es ovíparo y probablemente polígamo. Tiene una temporada de cría que varía en función de la región geográfica en donde se encuentra. Por ejemplo, la temporada en el sur de México abarca desde mayo hasta julio y en Ecuador comienza a principios de marzo.

Las agrupaciones de machos en busca de hembras reciben el nombre de leks o arenas. Funcionan como una especie de organización durante la cual entonan al unísono cantos que atraen al género femenino y facilitan su propia localización, pues esa es la intención primordial. Los cantos son muy variados.

Solo la hembra construye un nido de tamaño reducido, elaborado con hojas, ramitas y otros materiales vegetales unidos con telarañas. Tiempo después, y por lo regular, pone 2 huevos que incuba durante 15 o 16 días.

Amenazas y conservación

No está globalmente amenazado y es muy común en toda su área de distribución. La población total se estima en 50,000-499,999 individuos esparcidos en partes de Norte, Centro y Sudamérica. Por estas razones, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza ha enlistado a la especie en la categoría “Preocupación Menor”.